jueves, 25 de diciembre de 2008

SIN SIQUIERA DECIR ADIÓS


Se fue ese día, sin siquiera decir adiós,
Quizás tenía que ser así, tal vez lo mejor para los dos,
Él seguiría su camino y yo, encerrada en el dolor
Que dejaría al verlo salir de mi vida,
Sin que nada pudiera detener mi desolación

Se fue ese día, sin siquiera decir adiós,
Con la vista hacia el piso y hecho piedra el corazón,
Volteó la cara, ignorando la condición,
De que sus ojos ya explotaban, convertidos en llanto y desesperación.
Compartimos la misma calle, donde el destino nos juntó,
Caminé cabizbaja, escondiendo la afición
De verle pasar por mi lado, siendo esa, la ultima ocasión.

Se fue ese día, sin siquiera decir adiós,
Quitó su mirada de mis ojos, nada dijo y por la calzada siguió.
Me detuve al poco andar, mi cuerpo no obedeció,
Observando a lo lejos, aquel hombre que lloraba sin compasión
Mientras, también lloraba yo.
Y se fue ese día, sin siquiera decir adiós,
¿Quién sabe si el tiempo nos cuente esa, la historia de nuestro amor?

ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER



gracias consuelo por la imagen, faltaba el toque de la familia aqui...te adoro nueri!
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.