miércoles, 19 de enero de 2011

TENGO QUE CURAR MIS HERIDAS


Tengo que curar mis heridas

He llegado al punto donde ya no hay nada que hacer,
Tras recorrer el suspenso de caricias incurridas
Donde duele la hambruna perpetua del placer,
Y siguen sangrando mis patéticas heridas.

Hace calor y se desintegran mis sueños con el paso de un momento,
Y no corren ni vientos malos a estas alturas de mi vida,
Provocando que se desencadene el pago de mis pecados, el tormento,
La ausencia silenciosa de las palabras conocidas.

No es necesario que venga otro clavo para sacar el que ya tengo,
Solo son forzosas un par de canciones absurdamente sufridas
Para amortiguar toda la pena que he estado sintiendo
Desde que comenzaron a sangran, mis siempre abiertas, heridas.

Me pregunto, entre distracciones baratas y vino tinto,
La duración de todas las derrotas transcurridas,
Cuándo se acabarán los pinceles con los que pinto
Sobre el lienzo empalidecido de tantas mentiras.

Creo que es tiempo de dejar que lo que está escrito se concrete,
Para que otra historia pueda empezar a ser transferida,
a la vorágine salvaje del olvido de la gente
y yo pueda quedar, entre mis fantasías adherida.

Carezco de coraje para cobrar lo que es mío por decreto:
Hay tantos besos, abrazos, y un millardo de plegarias permitidas,
Que ya no tengo la cuenta de lo que se me adeuda en concreto,
Y no sé en qué minuto perdí mi punto de partida.

Creo y no estoy segura de que todavía me queda una carta por jugar,
Pero debo ser valiente para invocar a las legiones prohibidas,
Que atacaran por mí a Cupido y me dejaran conquistar
A aquellas aldeas pobladas de deseos y lujurias reprimidas.

He llorado cada noche de cada año ya pasado,
Porque hay sequía ingrata de la mera compañía
Que tanta falta hace, la presencia del ser amado,
Que cuide de mis sueños y me libere de la melancolía.

Asumo que es mi culpa lo que hasta aquí me ha tocado mirar,
Y he dejado supurando las llagas de mi alma ya podridas,
Todo porque no he comprendido lo que significa el amor,
Por no hacerme el tiempo de curar mis heridas.


ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.