viernes, 27 de septiembre de 2013

PARA MI MEJOR AMIGO



Por qué no vienes y me besas como nunca antes lo has hecho,
Por qué no confiesas lo que sé hace años y nadie ha hablado,
Es que ya ha pasado mucho tiempo y es en vano dejarlo de lado,
Porque tu nombre fue grabado con fuego en mi pecho.

Porqué justo ahora y no antes cuando éramos dueños del mundo,
Quizás es la distancia, las noches en vela, el aburrimiento,
Quizás un poco de todo y nada, pero es verdad lo que siento,
Siempre para ti, siempre contigo, siempre mi amor profundo.

Porqué ahora todo me suena a tu voz, y en cada cara veo tu rostro,
Todo esto es culpa mía por ese afán de querer llevar todo hasta el limbo,
Y ahora son mis lágrimas las que en silencio limpio,
Porque no son tus labios los que beso sino que son los de otro.

Y si desde un principio eras tú mi príncipe  y yo estaba ciega,
¿Es muy tarde para intentar ser yo quien te rescate del dragón?
¿Pongo a tus pies los restos que quedan de este mutilado corazón?
Porque ya me aburrí de ser la que lo obvio siempre niega.

Por eso yo te propongo que si es mutuo, me lo digas,
Intentémoslo solo para terminar con este calvario
Porque ya los santos no me escuchan y he destrozado el rosario
De tanto suplicar por amnistía y solo recibir migas.

Sé mi galán, mi compañía y como toda la vida, mi mejor amigo,
O tal vez, mejor nada, silencio y vacío sepulcral,
Pero sé lo suficiente, la causa de mi alegría o la de mí mal,
Porque yo si soy algo, aunque ese algo es mejor contigo.

No te pido mucho, nada que ya no me hayas dado: un beso,
Para saber de una vez si es fantasía o es real,
Y si es cierto todo esto, seré tu amante más leal,
Como alguien enamorado que peca de preso.

Es que si es esto no llega a puerto será uno de esos romances destructivos,
Porque tarde abrí los ojos y vi los tuyos de frente,
Comprendiendo en ese punto que es mí motivo el quererte,
Y así mismo como tus besos me condenan, se me hicieron adictivos.

Por qué no bailas conmigo un par de canciones,
Y si puedes detén el tiempo un instante,
Porque son muchos los años que has estado distante
Y antes quiero disfrutar un rato de mis falsas ilusiones.

Por qué no duermes a mi lado esta noche tenebrosa,
Y me permites sentir el calor que emana de tu piel  sin temores,
Así tengo la excusa de abrazarme a ti si llegasen a haber temblores,
O si tengo la pesadilla más cruel y dolorosa


Dame la libertad de poder llamarte mío y propio, sumiso y dictatorio
Y pongámosle un final feliz a esta larguísima historia
Que se ha pospuesto con una farsa notoria,
Ante la mirada expectante del universo contradictorio.



ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER

domingo, 22 de septiembre de 2013

SUENAN LOS VIDRIOS



Suenan los vidrios, corre viento en los caminos,
Es Enero 24 y la marea agita a las sirenas
Que gritan y con eso despiertan la sangre en mis venas,
Mientras se apresuran los autos y aúllan los caninos.

Rompen las olas tristes en los roqueros entumecidos
Y se me  escapa el sueño por los recodos de un rezo
Que elevo al cielo pidiendo por encontrar en un beso,
El alfabeto de palabras impresas en los gemidos.

Las sabanas pesan, se congelan y fatigan
Por la espera milenaria de la llegada de aquel hombre
Que escriba en mi piel con caricias de fuego, su nombre,
Que solo me quiera sin importar lo que le digan.

Gélidos los pies buscan el calor perdido
Y les da miedo correr porque está oscuro y callado,
Los ojos miran el cielo y lo ven nublado,
Vaticinando el regreso de los truenos con ruido.

Mi nariz huele a la distancia un perfume conocido
Y se dibuja la sonrisa que mis labios habían olvidado,
Obligando al corazón, entre palpitaciones exaltado,
A recordar aquel rostro que se ha desvanecido.


Reviven las lágrimas que lo tenían lejos enterrado,
En el panteón de los momentos vencidos,
Consumiendo las fuerzas, el frío, el suplicio concebido
Presenciando otra vez, los mejores tiempos evocados.

Se deshace de apoco la clausura del lecho,
Sintiendo en mi cuerpo el calor encontrado,
Que trae uno similar contra el mío presionado,
Y que termina agotado durmiendo en mi pecho.

Ya no suenan los vidrios, ni corre viento en los caminos,
Ha cambiado el día y queda el mar intacto,
Sigo teniendo frío, lo percibo en el tacto,
Pero ya no me importa, hoy sé que se cruzan los destinos.




ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER 

miércoles, 11 de septiembre de 2013

NO ME INTERESAS


Tu color de ojos ya no me interesa,
Ni que sean los más tristes del universo conocido,
Ni que por probar mis labios hayas vivido,
Porque del fantasma del conformismo me declaro presa.

Ya no quiero que tengas  espalda imponente,
No quiero que  te aparezcas para destruir mi razón,
Porque te confundí con tantos y todos rompieron mi corazón,
Que por eso no me interesa conocerte.

No me importa que seas el mejor de todos los hombres,
Que hayas descubierto la cura del cáncer mientas tocabas el piano,
Que hables todos los idiomas que se han inventado,
 Y que todos mis versos tengan  tu nombre.

No te quiero conocer, porque te demoraste demasiado,
Ha pasado tanta agua  bajo el puente y se hizo tarde,
Comenzando la catástrofe que en mí pecho ya arde
Porque transcurrió el tiempo y nunca es en vano.








Mejor te quedas donde estás y así dejo de perder mi vida,
Porque hay tantas cosas por hacer y yo aquí mandándote a la mierda.
Déjame pretender que esta esperanza desarmada se pierda,
Porque parece que para mí la felicidad es prohibida.

No quiero saber qué te trajo aquí, ni si te gustan mis poemas,
No quiero saber nada tuyo, galán sin rostro conocido,
Porque solo dolores mi amor ha parido,
Que al pobre le cuesta respirar sin problemas.

Ya no te buscaré, porque sé que con otras faldas juegas,
Y no tengo fuerzas para seguir esperando,
Así que decidí pasar el tiempo bailando,
Y por algún milagro llegas, llegas.



 ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER 
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.