jueves, 23 de enero de 2014

CÍRCULOS


Y la sapiencia irascible de vivir una fantasía inexistente,
De la condena perpetua de mantenerme callada, triste y sola,
Y él distante, alejado, frío, inquisitivo,
Y de vez en cuando, lanza una mirada, una sonrisa,
Y con eso basta para fijar mis esperanzas,
Para volverme loca y desatarme.

Me toma por prisionera  yo lo dejo:
Prisionera de sus ojos, guardián de sus secretos,
Amante de su boca, pese a todo, en fantasía...
Nada es como debería ser, y las ilusiones se expanden
Más allá del estrato basal, donde deberían estar para siempre enraizadas.

Y luego silencio, luego la noche, y la noche viene sola,
Sin rastros de él y cuando amanece y el frio se escarcha,
El aliento se congela, aparecen los recuerdos de una agitada
Y fatídica pesadilla, donde se consumen los cuerpos
De los amantes clandestinos y se empieza a vivir el día
Con cosquillas en el estómago, pensando, imaginando,
Suplicándole al destino, por favor, una mera parte  se llegue a concretar,
Y cuando se ve, como un cazador observa a su presa, no hay palabras,
No hay miradas, nunca existieron los besos.
Murió Cupido y nos dejó en el limbo,
En una cercanía tan, pero tan distante, que llora Dios
Y nosotros en las esquinas del mundo, buscando las aristas en un círculo vicioso,
 Un circulo imaginario, un circulo que no existe, un circulo que yo invente…
Para poder intentar dormir y si rezo mucho, y agoto mis fuerzas,
Quizás se apiade de mí, quien sea que este manipulando  esto,
Y algún día sabré que este mismo día, él amaneció con mi nombre en sus labios,

Y se dio cuenta, de que había que empezar el juego: había que tratar de conquistar. 


ESCRITO POR : FRANCISCA KITTSTEINER 

lunes, 13 de enero de 2014

SECUESTROS



Fue cuando el cielo ya no la miró,
Y la bruma cobró vida en la noche
Levantándose truhan y rabiosa,
Reclamó llanto y compañía.

Pasaron tranquilas las horas celosas
Vaticinando tiempos de luto y espera
Porque algo habían oído las rocas
Sobre la mar tomando venganza certera.

“Dolor por dolor” cantaban cegadas las sirenas
“Lágrimas por lágrimas” contestaban las olas bailando,
Y fue en un descuido de las dispersas arenas
Que el agua arrastraba a los que estaban nadando.

Soplaron los vientos  con el rumbo norteando
Avivando el sufrimiento de las aguas oscurecidas,
Tomando bando a parte y la búsqueda dificultando
Porque él también quería expiar sus heridas.

Y gritaban las gaviotas alertando hallazgos
Y más se enfurecía el mar y el viento,
Mientras el cielo seguía su sufrimiento
Por ver tanta miseria por un simple pecado.


Los vivos rezaban día y noche por misericordia
Cuando el cielo tenía una maraña en la cabeza,
Los vientos continuaban aumentando la discordia
Entre las mareas, el firmamento y sus pobres presas.

Y  el cielo volvió a abrirse claro,
Cuando la  mar supo que le correspondía en pleno,
Liberando así a los cuerpos que sustrajo temprano
Y dejando descubiertos escabrosos terrenos.

Fue cuando se vistió de galas nupciales
Que la mar cantó tranquila su romance tormentoso
Y la coronaron de azul los fuegos celestiales
Luciendo arreglos de sal perpetuamente majestuosos.

Nunca más el cielo volvió a dejar de mirarla,
Nunca más la mar cobró vidas
Nunca más el viento susurró amarla,

Nunca más el tiempo devolvió las almas perdidas.

ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER 

domingo, 12 de enero de 2014

MIENTRAS MUERO


Parece que te perdí por completo
Y no hay nada que al respecto pueda hacer,
Aunque no importa, soy yo la que no quiere ver,
Que de vacío tu corazón se ha repleto.

Así que si no ha valido la pena, no sé qué haces aquí,
Líbrate del peso que traes en el pecho,
Porque ya no hay nada que te ate a este lecho
Y olvida todo lo que un día te aferró a mí.

Condensa los años que conmigo compartiste
Y abandónalos a su suerte donde quieras dejarlos
Porque sé lo mucho que cuesta cargarlos
Cuando de placenteros a dolorosos los convertiste.

Reniega de mi existencia si te sirve de consuelo,
Silencia tus labios si tienes algo que decir,
Apaga las luces y cierra la puerta al salir
Y arroja mi recuerdo como basura al suelo.

Sólo te pido que seas presto y certero
Cuando lances la bala que agotará mi existencia,
Quítame de un golpe el aliento y el suspiro

Y márchate sin regreso mientras aquí yo muero.


ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER  
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.