martes, 10 de mayo de 2011

"MEJORES TIEMPOS TUVE, MEJORES TIEMPOS TENDRÉ"


Ahora me amenazan las ganas de dejar de recorrer el camino que me dan para transitar , abandonar la carrera cuando recién ha sonado la alarma de partida y los competidores me rebasan con creces, dejar de respirar un segundo para quitarme de encima el dolor que implica cargar el peso del mundo sobre estos hombros frágiles que decidieron ser los de Atlas.
Hay sensualidad en el aire que me invita a abandonar lo que aún no emprendo, renunciando a lo que me corresponde por derecho de cuna y es brillante, llama mi atención por lo lascivo que podría resultar ser, pero no, hay que seguir, porque hace frió, no porque tengo ganas, porque es imperativo que las estrellas se puedan cambiar antes de que se alinien con las desventuras de lo funesto.
El tiempo es corto y la voluntad escasa y hay una voz en mi cabeza que me obliga a continuar pese a que mis piernas languidecidas no den un paso más allá para poder cruzar la calle. Hay que hacerlo... es lo único claro que tengo en esos momentos.

Siento como si el cansancio de mil vidas se condensara sobre mí, impidiendo que pueda ver el cielo y la luz hacia la tranquilidad. Se me congeló el reloj y me quedé estancada en Abril, no sé porque, pero sigo mirando las nubes pasar formando corazones desfigurados que solo mis ojos son capaces de ver.

Creo que en alguna parte del trayecto me perdí sin darme cuenta, pero ahora tengo que volver, recorrer los mismo senderos que una vez me atormentaron, buscar valentía donde no la hay, cerrar los párpados, respirar y seguir, porque de esta forma no puedo... no se debe, no es sano esperar a que se agoten las horas y que lleguen las fechas que no se conciben aún. Descubrí que soy un gato jugando al ratón porque le dijeron que así debía comportarse para pasar desapercibido entre la caterva, sin embargo, ya es hora de volver a ser el gato...

Perdí el sentido de correlación de lo que escribo, pero es que hace tanto que no doy rienda suelta a mis dedos, que continúo pese a la sapiencia de que es idiota. Tal vez es solo una forma de alejarme de la realidad... es mí minuto de relativa libertad, dos segundos donde puedo ser, de verdad, Francisca Kittsteiner, Duquesa de Orleans.

Ahora, luego de escribir porquería literaria, he de volver a la carrera, tomar rumbo desconocido y seguir adelante con el mundo en lo brazos, las piernas flageladas, sin ánimos, sin saber dónde voy y porqué elegí este camino, con más dudas de las que ya tenía asimiladas, cansancio ancestral, con el disfraz de ratón y la cara llena de sonrisa, como si aquí nunca ha ocurrido nada....

ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.