martes, 5 de mayo de 2015

CÁNTICO PARA DON JUAN



Quiero que vengas y con un beso derribes mis miedos.
Quédate esta noche porque comienza hacer frio,
Ya no me importa el precio que tengo que pagar
Con tal de tenerte un segundo conmigo.

Ven, te lo suplico, ven pronto,
Es sólo un abrazo lo que necesito de ti.
Sentirme segura por un minuto en tus brazos
Y olvidarme del mundo que carcome mi conciencia.

Pídeme lo que quieras, aunque ya renuncié a todo.
Te daré lo que tengo y lo que no, con tal de tu sonrisa,
Renegaré de mis amigos si me quieres sólo tuya.
Callaré mi llanto para oír tus suspiros.

Dame la mano al caminar, pues puedo caer,
Y si he de caer, que sea en tus labios,
Cosa de caer en terreno blando, si es que existe algo,
O de morir de un golpe en la colisión con el suelo.





Llámame a cada hora, en cada momento, por cualquier razón,
Invéntame una buena y una mala noticia y un “Cuál te digo primero”
Convénceme de la masacre y luego ríete de mi inocencia,
Aunque sea por esa misma inocencia, que amor puse contigo.


Si se te antoja, tengo una botella de Camenere del ’98,
Una buena conversación sin suspensos tenebrosos,
Y para apalear la escarcha de la mañana, dos tazas de café con menta
Y mis brazos extendidos para cobijar tu cansancio.

¿Te quedas conmigo esta noche a espantar a mis demonios?
¿Te atreverás a pelear por mis afanes como yo por los tuyos?
¿Es más hermoso el amanecer en tu pecho?

¿Eres el que me prometieron al nacer?



 ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER.
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.
© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.