martes, 19 de julio de 2016

LA RETRIBUCIÓN



Se levantó un olor a recuerdo viejo
Cuando marzo daba su último suspiro
Volviendo poluto y difícil el aire que respiro
Al aventurarme futuros en la imagen de un reflejo.

Consumación tardía de círculos inconclusos,
Rastros de algo conocido y dejado atrás:
Un amor tan inmenso y cortado al ras,
Estando varados y de nuestros pesares reclusos.

Siento la premonición de tu presencia venidera
Y la aniquilación de los suspensos entre los dos,
Para reunir de una vez estos caminos separados
Y matar al frío con esperanzas de primavera.

Puede ser algo parecido a un perdón tierno
O la sapiencia que ya no hay más rencor
Porque los años pasaron añejándonos el amor
Que Dios me promete llegará antes del invierno.

Se levantó un olor a recuerdo viejo y tú,
Necesitando la seguridad que en tus brazos existía
Porque ésta mujer pide por sus pecados amnistía
Porque se quedó ciega antes de ver la luz.

Es como si el tiempo quisiera ser benevolente
Repitiendo la historia al entregar otra oportunidad
Porque te he visto tantas veces vagando por la cuidad
Que creo que reparar los errores debe ser lo más prudente.

Déjame invitarte un café y conversemos
Para condensar los años que estuvimos separados,
Siéndonos indiferentes cuando seguíamos enamorados,
Así que hagamos las paces ¡Y por Dios! recomencemos.

Ven y te explico la razón de tanto revuelo.
Hubiera sido fácil dejar todo tal y como estaba,
Pero en mis noches había algo que faltaba
Y era poder decirte con besos lo mucho que te quiero.

Por eso hay un olor a recuerdo viejo a estas horas.
Se alcanzó el equilibrio y se pagó el dolor.
Ahora ven, entrégame caricias revolucionarias de calor
Y dime entre suspiros que tú también me adoras.



ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER 
Se produjo un error en este gadget.
Se produjo un error en este gadget.
© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.