miércoles, 7 de enero de 2015

PARAÍSOS PERDIDOS

De pronto, ya no te vi en mis sueños
Y mis profecías contigo quedaron vacías,
¿Dónde estás, que estás perdido?
¿Dónde se nos quedó el futuro?

Ya tu nombre no me era familiar,
Como si mil años se agotaran en un día,
Y perdí las ganas de salir a buscarte,
Sin recorrer el mundo, sin salir de la puerta.

De pronto, ya tus ojos no provocaban huracanes,
Y me importaba un carajo tu silencio a la fuerza,
Porque algo había cambiado entre ambos.
Quizás fue la sapiencia de un amor por necesidad.

No dolía el hecho de tu ausencia en mis noches,
No dolía la distancia de un continente,
No dolía el destino incierto,
No dolía mi cama vacía.






De pronto, no fue menester encontrarle sentido.
Se corrió el velo de la mentira que nos creímos,
Y comprendí que había más que tus labios:
Millones de sueños hermosos sin ti en el camino.

¿Dónde estás, que estás perdido?
¿Dónde se nos quedó el futuro?
¿Por qué no duele mi cama vacía?
¿Por qué hay sueños tan hermosos?

De pronto, ya no apareciste en ninguno de mis cuentos,
Y la princesa dejó de esperar por el príncipe,
Me armé de valor y dejé atrás el castillo,

Y me fui a conquistar paraísos perdidos.




ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER 

domingo, 4 de enero de 2015

REENCARNACIÓN

Ya con esto expié todas mis penas,
Gasté las lágrimas que tenía por llorar,
Deshice mis fuerzas hasta convertirlas en arenas,
Y amé todo lo que pude amar.

Sufrí por todos los que me hicieron sufrir,
Y por todos los que habitaron en mi cabeza,
Porque el dolor se gesta en la promesa,
De que de amor se puede llegar a morir.

Me enamoré siempre de los mismos ojos maravillosos,
Que muchas veces cambiaron de color
Pero ahora el invierno, me llena con extraño calor,
Como pago penitente de mis infinitos sollozos.

Hay ilusiones nuevas que construir,
Romances venideros que sacaran de mi mente
Las veces que los recuerdos me nublaron el presente
Y risas que aún no paro, por las que reír.

Siento las esperanzas renovadas por las noches,
Y el día se hace prometedor sin importar,
Que en el horizonte las lluvias vengan a amenazar
Con llenar mis escritos con penas en derroche.

Así que sí, después de la tormenta hay calma,
Que antes del amanecer la noche es más oscura,
Que es necesario sufrir para amar con locura,
Y que los versos reconfortan el alma.

Así que venga lo que la vida me quiera entregar,
Que traiga sorpresas y más llanto si se atreve,
Porque mi sonrisa aparecerá en breve,
Si otra vez me pide que me vuelva a enamorar.



ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER 
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.