sábado, 12 de junio de 2010

Caravana de amaneceres


Tú me darás el alivio que con tanto afán y desesperación bueno, pues, en estos días, es un trofeo esquivo y costoso que no muchos anhelan como yo, porque, de un tiempo a esta parte, lo he perdido.
Los amaneceres, camuflados en jolgorios arrebolados de los días tranquilos, se convirtieron en el sentido de mi existencia tortuosa, en la meta que quiero conquistar, llena de romances, ahora y en adelante, destinados a la victoria serena de amores congelados desde hace años por falta de participantes. Yo hoy digo: “aquí estoy, disponed de mí a libre albedrio. Soy vuestra, dioses de la felicidad. Entreguen mi paga…aquí estoy”

Conjuro al deseo y a las maquinaciones ansiosas a satisfacer la pobreza de mi espíritu, regocíjenlo hasta la demencia y aún más…
Quiero transformarme en aquello que me fue prometido por el enredo de palabras hiladas sin hablar, desde antes de mi concepción. Quiero eso y lo que, muy dentro, imagino ser, tal cual, está dispuesto en mi cabeza desconcertada al despertar. Quiero felicidad, quiero llanto, quiero matices dulces y amargos, colores fulgurosos, oscuros profundos, éxtasis y silencio, cansancio y emociones, fantasías más que otra cosa, belleza, gratificación, descanso al caer la noche y vitalidad al encontrar el regalo de otro día.

Quiero astros incandescentes, inspiración para seguir escribiendo y continuar; quiero calor amoroso, frío de desconsuelo apaciguado por un abrazo tierno y tirano a la vez, por retener mi libertad relativa. Quiero los diamantes del firmamento antes que caiga el sol, el sonido de las olas al chocar contra las rocas de Pichilemu, mis canciones melancólicas que me recuerdan tiempos mejores y a I de Corintios 13:13.
Quiero felicidad, algarabía, plenitud, primaveras, otoños, veranos, inviernos cálidos.
Quiero amor, deseo, locura y más amor.
Quiero éxito y larga vida colmada de bendiciones azucaradas, melosas, hostigantes, todo.
Quiero todo lo reservado para los mortales y comer desde la mano de Dios.
Quiero…quiero ¡vivir lo que tenga que vivir!
-------------------------------------------------------------------------------------

esto es igual a dedicatoria estacional...sin ánimos de revelar detalles


ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.