domingo, 29 de noviembre de 2015

POR SI NO LO SABES.

Me arrepiento de lo que no hice contigo,
De vetar los besos suplicantes de amnistía,
Congelados en la censura de la nada
Cuando pudieron haber sido todo eternamente.

Me arrepiento de no haberme arrepentido antes,
De olvidar tu silueta desdibujada en las calles
Porque mis ojos eran ciegos y el  corazón era pobre.
Porque perseguía las miserias de un romance pendenciero.

Me traiciona la cordura al pensarte en éstas fechas,
Sabiendo que ahora podrías estar aquí, conmigo,
Prendados por las manos hasta el final de los tiempos,
Enamorados en secreto cuando cae la noche.

Me arrepiento de no haberme atrevido a la locura,
De pensar tanto en las consecuencias de un desliz,
Que por pensarlo, se queda sin concretar,
Que por cobarde, te haya perdido para siempre.

Me arrepiento de no haber hablado cuando era preciso
Y en cambio confesaba mi amor entre pestañeos,
En el roce inocente de tu hombro y mi cabeza,
De las coincidencias nacidas para hacernos coincidir.

Me arrepiento de no haberte correspondido,
Y negar lo evidente al mundo:
El cumplimiento de mis mil profecías felices,
Un tú, conmigo, encerrados en un corazón.

No quiero tus fantasmas molestando mi sueño,
No quiero que vengas parpadeante en mi inconsciencia,
No quiero volver a arrepentirme,
No quiero que me olvides por azar.

No te arrepientas de haberme mirado,
Recuerda que tú me empezaste a seguir,
Hasta hacerte indispensable en mis pasos,
Hasta dejarme varada en los codos del ayer.

Vuelve a mis brazos de una vez y para siempre,
Porque me arrepiento de volver a respirar,
Se condensó el aire y sabe a sulfuro,
Tras llevar a cuestas el dolor del mar.

Ven y quédate. Yo te invoco amor mío,
Tan mío y propio como fue una exhalación,
Tan dulce y cierto pese a la decrepitud de los años,
Tan esquivo y misterioso como Macondo antes de los Buendía. 


(I'll wait for you in  Macondo, everyday, every night, until you love me again) 

ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER

martes, 24 de noviembre de 2015

ENTRESIJOS

¿Cómo alguien que nunca ha amado, sabe que está cayendo en las garras prematuras de un enamoramiento?
¿Qué síntomas se perciben antes de que sea demasiado tarde? ¿Hay forma de evadirlos? ¿Cuántas veces es necesario decir “te quiero” antes de pronunciar del temido “te amo”? 
¿Se ama, cuando al ser víctima del letargo, se duerme pensando en alguien con una sonrisa perenne en los labios? 
¿Es importante posponer un beso hasta que madure lo suficiente y entregarlo al término de la estación? 
¿Existen los abrazos infinitos que se camuflan bajo las vestiduras de un segundo efímero, como la vida de un suspiro vagamente erotizado? 
¿Hay vida después del desamor? 
¿Se olvida lo que una vez fue la razón del recuerdo intermitente y furtivo? 
¿Hay explicación lógica para tanta palabrería junta? 
¿Cómo expreso lo que siento de forma clara y sin boato empalagoso? 
¿Puedo ser la Cenicienta sin tener las hermanastras ni un príncipe seguro? 
¿Dormiré eternamente hasta que un beso me despierte con escalofrío exquisito que recorra mi piel cual, carretera virgen y pálida? 
¿Hay pecado dentro de la pureza que engalana a una ilusión? 
¿Por qué antes del amanecer, la noche es más negra? 
¿Sucede lo mismo que viviendo? 
¿Volaré lejos y regresaré en la primavera radiante de romances frescos que reanimen mis esperanzas eclipsadas tras perder la guerra? 
¿Tendré victorias? ¿Seré aún más feliz? 
¿Me amarás cada día? 
¿Me besarás la frente antes de dormir? 
¿Se irá la fatiga lejos de mi lecho congelado, luego del paso del inverno? 
¿Lloverá en verano gotas de melaza? 
¿Habrá paz en esta cabeza? 
¿Se agitarán los mares de mi sangre cuando te vuelva a abrazar? 
¿Te sucede lo mismo que a mí u otra vez me he vuelto presa de mis andróminas, fundiendo la realidad con mis quimeras, perdiéndome en los caminos de regreso a la cordura? 
¿Tendré un día más feliz que cuando recibí la llamada telefónica que cambiará mi vida de aquí y para siempre? 
¿Soy tu niña de cristal ahumado con corazón de champagne? 
¿Brillarán más claras las estrellas mañana? 
¿Cuándo te tendré de nuevo en mis brazos que languidecen al tiempo que te marchas entre las lóbregas sombras de la noche sin luna que alumbre tu retorno a casa? 
¿Hay algo que se comprare a la exquisitez de un primer beso tímido y frágil? 
¿Se puede llorar de felicidad y de amargura al mismo tiempo? 
¿Pensarás en mi, cuando me desvanezca entre el ajetreo de la cuidad que no se detendrá jamás? 
¿Se cansará mi mano de escribir? 
¿Soñarás conmigo hoy? 
¿La luna explotará para que pueda conservarla en mi velador y regalarte un trozo? ¿Qué pensaste la primera que me viste? 
¿Sigues creyendo lo mismo? 
¿Me adoras en silencio? 
¿Seré tu Duquesa de Orleans? 




ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.