sábado, 7 de enero de 2012

EL REGRESO DEL REY PERDIDO


Y este año traerá riquezas en todo el espectro de la palabra y mucho pero mucho amor para esta pobre desquiciada que afana con aferrarse a lo que nunca fue suyo y que nadie le promete, pero que aún así sigue esperando y toma por verdad las miles de quimeras que mi mente en fulgor crea a falta de entretención que las contraponga con la realidad egoísta, cruel y vagamente gris de una soledad absoluta con olor a tabaco y a menta prensada consumida a media noche porque nadie debe enterarse que sufro su ausencia, extraño sus besos y el contacto de sus manos en mi pelo al alba. Lo extraño, ya lo dije, entonces arderé en el infierno infeliz, pero confesa.
Lo añoro y lo quiero así, durmiendo en el lado inocuo de mi cama que espera por él, que nadie ha tocado porque es el trono de un rey en exilio que más tarde que temprano tendrá que regresar al lecho de la reina que todavía no conoce, pero que ya maquina la forma de que vuelva.

Es infinito el silencio que sofoca mis pensamientos impuros que tiene como causal su nombre gallardo, mientras, el canto de los queltehues me avisa que es cercano el amanecer y que es menester dormir, ya que es la única forma que nadie se interponga en lo que no les incumbe y me dejen, por una vez, despertar con una sonrisa en los labios tras haber degustado la esencia de la ambrosía proveniente de sus besos engendrados en lo onírico, pero que se ha convertido en el mundo que quiero seguir viviendo o si no voy a desfallecer antes de que mis ojos vuelvan a posarse sobre los suyos y vaya a saber Dios si me conceda un milagro en que mis deseos sean vívidos y cualquier día de estos, él, despierte a mi lado y yo entre sus brazos que nunca llegarán a albergarme como les correspondía…muy en el fondo presiento que todo lo que especulo cuando la sangre está en éxtasis y los oídos zumban por la música estridente, se concrete y el reino tenga nuevamente un monarca a quién obedecer y servir con pasión…Lo sé y también sé qué poca cordura me queda desde que partió fuera de mis fronteras y que mucho no puede esperarse en tanta palabrería junta, sino encontrar un “te amo” entre líneas dedicadas a ti…mi cielo eterno, distante, inalcanzable, pero que siempre alumbra la oscuridad imperante en mi existencia vacía y pensamientos retrógrados. Ahora, encuentra el mensaje que escribí para ti, léelo hasta que comprendas el real significado a todo lo que hago: mi amor por ti, rey perdido.



ESCRITO POR: FRANCISCA KITTSTEINER


Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.