viernes, 22 de agosto de 2008

describiendo a mi misma.-

si convinan una pequeña dosis de EGO, de maldad, de inteligencia, de belleza, de alegria, y mucho de nostalgia, el resultado: soy yo.
nunca he sido una persona completamente feliz, siempre hay algo que tiene que hacerme bajar a la realidad, a lo cruel que es la vida, hasta ahora, cuando puedo ser, por fin, la mujer que quiero ser: existosa, malvada, y un poco feliz.
Mi vida, se basa en el estudia de cosas que al resto ni le importa, en los recuerdos de tiempos mejores, y el las fantasías utópicas futuras, para mí y muchos otros. En perfeccionar, lo que sé, pertenezco a esa clase de humanos que les gusta saber mucho de poco y poco de mucho, de descubrir la mágia tras el florecimiento de un árbol, que disfruta del silencio, y de musica estridente, como algunos llama a la ópera. De buscar en el jardín las ondinas, los faunos, los duendes. De conversar con los muertos, o con personas por medio de la mente, sin decir palabra alguna. De disfrutar una taza de café humeante cuando el sol se alza imponente en el firmamento. De despedirme de la luna todas noche y pedirle a cada una de las estrellas un deseo.
Soy de esas, que a los que quieren, entregan mucho y casi todas las veces, no reciven lo mismo a cambio. De decir "te quiero" sin necesidad de decirlo, por medio de un abrazo o un beso, o simplemente una mirada. De esas que nunca olvidan, y si lo hago, son cosas buenas, mas las malas, permanecen. De las que comenten una y otra vez los mismos errores, si de confiar se trata. De la que celebra sus triunfos con botella de champaña en mano, pero sin hacer alarde de ello, y de sufrir los fracasos.
De esas que llora lo que en una vida hace un mortal, pero que nadie sabe cuándo y por qué lo hago, De esas que creen en cuentos de hadas, y cuando aman, lo ven todo en rosa. Soy capaz de amar mucho más de lo que se debe o es sano, pero no hay posibilidades de una segunda opción, después de la traición. Odio las mentiras, pero odio hacer sufrir a los demás con la verdad, así que prefiero el silencio, mas cuando es imperativo hacer saber lo que siento, lo hago y sin miedo al reproche o al qué diran.
Amo la elegancia, los tangos, los blues, las canciones del ayer. Aún creeo que los caballeros existen y que el amor a primera vista reina en todas partes.
Cuando el reloj marca los mismo números cuaro veces, pido deseos, o que me emociono hasta las lágrimas con el vuelo de una mariposa a princiopos de Septiembre.
De esas que si son lastimadas, no tienen reparos en destruir de la forma más sutil a quien lo ha provocado: la locura.
De esas que hacen reir en los momentos más inoportunos, y de las que lloran cuando un amigo lo hace.
Aprendo de lo que he vivido en el pasado, temo del futuro, y el presente me desconcierta. Definitivamente, a este ultimo lo prefiero cuando puedo llamarlo "ayer".
Soy devota del arte, de crearlo con mis manos, al más puro estilo Francisca Lizzette Lucero Kittsteiner, con mostacillas, con pinceles, con masas, con lanas, con partituras musicales.
De las que se preocupan hasta el mínimo detalle cuando las cosas me representan, como el vestir, en los trabajos, en todo.
Me siento en casa, solo cuando Isabel está conmigo. Isabel es una muñeca que he tenido por más de 13 años, y a la que quiero como uan hermana , porque no puedo decir como una hija, porque no las tengo.
Lo que más amo, es el invierno, odio la primavera, me gusta el verano, y el otoño, simplemente lo adoro. si pudiera poner algun estado civil con las cuatro estaciones sería:
invierno: matrimonio.
otoño: novios
verano: amigos
primavera: nemesis.
Mas de cada una de ella hay algo que me fascina:
invierno: ver llover sin escatimar.
otoño: los tonos cobrizos que toma el ambiente, el olor a pasto húmedo y a tierra regenerándose.
primavera: las mariposas.
verano: ir a la playa y contemplar un atardecer desde el balcón de casa, de caminar horas y horas por la arena mientras el agua lame mis huellas.
Extremadamente fuerte por fuera, pero docil y fragil por dentro, eso si, no existe persona en el mundo que aún lo halla descubierto.
sufriente, más que nadie, pero nadie más feliz con las buena nuevas, aunque siempre sufriente....
En definitiva, soy un híbrido..... y a la naturaleza no le gustan los híbridos.

el resto lo dejo a mi conciencia
Se produjo un error en este gadget.

Tu Arcano del dia

© Francisca Kittsteiner, 2008 - 2009.
- Franykityzado por Klaus, ©2009.